MÉTODO

Método de entrenamiento natural Visaltrain

Partimos de una concepción humanista, constructiva, e integradora de la actividad física, donde los valores y actitudes forman la base y sustento de todo nuestro trabajo, y donde hemos evolucionado de una visión meramente físico-estética, hacia una visión mucho más global e integradora, en la que lo físico pasa de ser el único fin a convertirse en un medio, en un elemento facilitador a través de la práctica motriz, que nos ayudará a potenciar y enriquecer esas otras capacidades que como personas poseemos y forman parte de todo aquel conjunto de elementos que nos ayudará a alcanzar nuestro E.I.B: Estado Individual de Bienestar.

Desde esta línea humanista y natural, nos centramos en el desarrollo de las personas y, como decíamos en párrafos anteriores, de todas aquellas capacidades que nos conforman como tal:

  • Componente social. Somos seres eminentemente sociales, y la relación, comunicación e interacción cooperativa con iguales en la práctica y el entrenamiento nos ayudará a crecer, empatizar, compartir, desarrollar nuestra capacidad de adaptación, nuestra capacidad de comunicación y expresión, etc.
  • Componente afectivo motivacional. Vivimos y sentimos multitud de sensaciones, emociones, logros, retos, etc. Que se traducen en muchas ocasiones en vivos ejemplos de que podemos, de que con esfuerzo, ilusión, constancia y perseverancia se pueden alcanzar las metas, suponiendo todo ello un enriquecimiento personal y colectivo.
  • Componente motriz. No cabe duda del amplísimo trabajo motriz desarrollado en cada sesión, un bagaje global y constructivo que nos permitirá transferir todas las acciones físicas desarrolladas en los entrenamientos hacia actividades de nuestra vida cotidiana y deportiva. Es decir este elemento motriz alcanza un alto valor ya que nos ayudará a estar más ágil, a sentirnos mas fuertes, a alcanzar un estado vital, de energía y alerta. En pocas palabras, nos ayudará a sentirnos VIVOS.
  • Componente intelectual. En cada sesión estamos aprendiendo, no sólo conceptos o modelos de ejecución motriz, si no también a sentir, a interpretar y traducir las señales que el propio cuerpo manda tras cada estímulo o situación de trabajo, a expresar y transmitir, a retener, etc.
  • Componente inserción social. El trabajo en grupo nos obliga a entender que no estamos solos, que compartimos actividades, material y espacio con los demás. Por ello, debemos respetar las reglas y normas establecidas en cada momento, para que el fluir de las actividades, del tiempo compartido y las relaciones establecidas, sean lo más armónicas y dinámicas posibles.

Por otra parte lo hemos definido como un método NATURAL, y es así porque hemos estudiado los patrones del desarrollo motor del ser humano, y a partir de ahí hemos construido. A partir de los patrones de movimiento más elementales y básicos que como decimos han formado parte de nuestro desarrollo, y que por la propia evolución, los nuevos y cómodos hábitos de vida, las jornadas maratonianas de trabajo/escolarización, y la utilización desmesurada de las nuevas tecnologías como medio de comunicación y diversión, hemos dejado de utilizar en nuestra vida cotidiana, tanto niños como adultos y personas mayores, produciendo todo ello una merma importante en nuestras capacidades globales.

NATURAL porque, además, intentamos establecer una conexión y simbiosis con todos aquellos elementos que forman parte de la madre naturaleza, utilizando nuestro propio cuerpo como principal inductor del movimiento. Haciéndolo más ágil, más audaz, más coordinado, más activo, más vivo y más fuerte.

Por último, nuestro objetivo es la integración en cada entrenamiento o práctica física de personas de diferentes generaciones, todos trabajando al mismo tiempo, ya que, dadas las características de los propios entrenamientos, en los que cada acción o actividad se puede adaptar perfectamente en todos los sentidos de ejecución a cualquier edad, es posible el entrenamiento, en el mismo grupo, de jóvenes, adultos y personas mayores. Esto produce a su vez un alto grado de motivación y satisfacción de unos hacia otros.

Lo físico pasa de ser el único fin, algo meramente estético, a convertirse en un medio que nos ayudará a desarrollar nuestras capacidades

El desarrollo de estas capacidades es uno de los pilares para conseguir alcanzar nuestro Estado de Bienestar Individual

Relacionarse con los demás, sentirse parte de un todo, disfrutar con el entrenamiento... Son aspectos tan importantes como el físico

Nuestra propia evolución nos ha hecho dejar de lado nuestros patrones de movimiento más elementales y básicos

Mediante un entrenamiento natural queremos recuperar lo que desde siempre ha sido nuestro: Agilidad, audacia, coordinación, viveza y fuerza

La integración de distintas generaciones es una de nuestras metas. Sea cual sea tu edad, todos los entrenamientos se adaptan a las capacidades del conjunto

En Visaltrain sabemos lo valiosa que es la familia y las pocas oportunidades que nos ofrece nuestro ritmo actual de vida para pasar tiempo con ella

Entrena en familia

En visaltrain siempre tienes la posibilidad de entrenar con tus hijos/as, ya que consideramos que éstos forman una parte muy importante de nuestras vidas y no podemos desvincularlos de aquellas actividades que pueden ser un buen ejemplo para sus vidas en la actualidad y en el futuro.

El que los pequeños observen y, en algunas ocasiones, compartan el entrenamiento con sus papás, es algo muy importante, ya que es un modo de introducirles en lo importante que es, no sólo el ejercicio físico como algo aislado, sino como algo que nos ayuda a crecer, a conocer nuevas personas y a divertirnos de una forma saludable.

Por todo ello, consideramos que VISALTRAIN es un centro que facilita y ayuda a la conciliación familiar, un punto de encuentro distendido y ameno para toda la familia.

Tus hijos podrán observar y compartir el entrenamiento, y de esta forma aprender y divertirse de forma saludable